VIVIR EN UN PUEBLO

Cuando vine por primera vez al Reino Unido, una de las cosas que más me impactó fue que «el primer mundo» era casi todo campo! 

No sé que imaginaba, pero hasta el día de hoy me sorprende que para donde le pongas unos minutos de auto tenes verde, ovejas, vacas, colinas y pueblitos y una de las preguntas que me hacen con más frecuencia cuando les muestro Escocia es: «de que vive la gente en esos pueblos?» 

Una pregunta que también yo me hice por años viviendo acá y que recién en los últimos, donde también terminé viviendo en ellos, comprendí del todo. 

Así que acá va la respuesta desde mi experiencia personal. 

Por más bien conservados y chiquitos que sean los pueblos y por más remotos que parezcan, salvo que estemos hablando del norte de Escocia (más conocido como las Highlands), dichos pueblos nunca están muy lejos de otro pueblo más grande o ciudad chica, mediana o grande.

Esa es una de las maravillas de todo el Reino Unido, el balance entre la civilización y la naturaleza, no hay grandes extensiones de tierras pero hay verde por todos lados y la opción de vivir como si estuvieras detenido en el tiempo pero con todas las comodidades de la modernidad.

Cuando entendés las distancias entre estos pueblos y alguno más grande o ciudad, entendés que no es muy diferente que viajar de un barrio a otro en una ciudad grande y que la gente se moviliza para ir a su trabajo, lo mismo que para hacer las compras, ir al teatro o lo que fuera, con total normalidad.

Las carreteras están muy bien mantenidas y comunicadas entre sí, todo el mundo tiene auto y lo renueva cada dos por tres con lo cual están en excelentes condiciones, el servicio de transporte público, aunque no es precisamente barato, funciona muy bien, así que es solo cuestión de organizarse con los horarios en que pasa el tren o autobús y podes contar con que pasará a esa hora y te dejará en tu trabajo a tiempo. 

Los pueblos que tienen tren por supuesto son más codiciados porque te pueden dejar en el centro de las ciudades más grandes, como Glasgow o Edimburgo, en cuestión de minutos.

La mayoría de los pueblos tienen una iglesia (por lo menos), un mercado, un salón municipal, un correo, una plaza, un colegio, pero no una secundaria. Tambien hay aglomerados de casas que no llegan a pueblos y casas solitarias, pero nuevamente, nunca estan realmente muy lejos de la «civilización».

Las secundarias están en ciudades que centralizan todos los colegios de un área, entonces el autobús municipal pasa a buscar a  los chicos por cada pueblo (o casa en el medio de la nada) a la mañana y los deja a la tarde de regreso, normalmente en la plaza o algún punto central. Esto no tienen ningún costo ya que el gobierno es responsable de proveer educación y acceso a la misma en todo sentido y los padres son resposables de que los chicos asistan a clases usando todas las facilidades que el gobierno provee.

La iglesia del pueblo tiene un rol importante en la organización de eventos y el uso de sus edificios para los mismos, sin tener necesariamente un tenor religioso, es como el centro de la comunidad de algún modo y realmente me saco el sombrero ante esto.

La mayoría de la gente que vive en estos pueblos son familias con chicos pequeños o jubilados, es muy normal que cuando llegan a la edad de ir a la universidad los jóvenes se vayan a otras ciudades a estudiar y ya no vuelvan a sus casas, quedándose a disfrutar de todo lo que brinda la «ciudad», y comenzando a regresar a las afueras a la hora de formar una familia y darse cuenta que por el mismo dinero que compras un departamentito en la ciudad, adquirís una casa con jardín en un pueblo o ciudad más chica.

Los valores de las propiedades varían muchísimo entre zonas y hasta entre pueblos de la misma zona.

Cuanto más lindo (caro) es el pueblo, las probabilidades de que haya en su mayoría gente jubilada aumentan, suele ser gente que una vez que «hizo su vida», pudo jubilarse bien y comprar la casa de sus sueños en el lugar de sus sueños para vivir tranquilamente.

A pesar de que esta gente ha crecido con «la historia» en la esquina de su casa, diría que en general aún así la aprecian mucho y que para casi todo el mundo vivir en un «cottage» (casas viejas normalmente de piedra) en un pueblo bien preservado es el sueño del pibe. 

Estas casas no solo son caras comprarlas (sobre todo si todo el pueblo es divino), si no también mantenerlas, las reglas de protección para la conservación son muy estrictas  (gracias a ellas podemos disfrutar de tanta belleza bien conservada) y si se rompe algo en una casa antigua hay que arreglarlo con ciertos materiales, de cierta manera, con ciertos profesionales y con permiso del municipio, así que no es joda. En algunas por ejemplo ni siquiera permiten cambiar los vidrios de las ventanas por unos de doble vidrio para proteger del frío y hace que se gaste muchísimo más en calefacción, siendo la misma de por sí un gasto muy alto.

Otro factor a tener en cuenta es que a parte de estar todo bien comunicado, hay internet en todos lados, hace décadas que se estila el tele-trabajo y muchísima gente trabaja desde sus casas.

También está muy normalizado trabajar part-time, así que aún si vivís lejos de tu trabajo, por ahí solo viajas dos o tres días a la semana y el resto disfrutas de la vida rural.

Vale hacer una aclaración, el británico ama la naturaleza y el aire libre, no importa si hay barro, lluvia, viento, frío, ellos salen sin resquemor, así que cuánto más cerca estén del campo, playa o montaña, más contentos están. 

Cada tanto, entre medio de pueblos y pequeñas ciudades hay unos centros comerciales muy grandes (normalmente al aire libre) donde vas cuando necesitas comprar ropa, muebles, tecnología, etc. También comprar on line está super establecido hace mucho tiempo.

Vivir en una ciudad grande o chica, en un pueblo o en el medio de la nada es siempre una decisión muy personal y que normalmente también depende de la edad o etapa en la que estás. 

En mi caso personal la disminución de tamaño de los lugares donde he vivido fue gradual y espontánea, no fue una decisión consciente, o por lo menos no hasta hace muy poco. Pasé de Buenos Aires, una ciudad enorme, a Edimburgo, una ciudad grande para Escocia pero un bebé al lado de Buenos Aires, de Edimburgo a Ushuaia, otra ciudad aún más chica que Edimburgo, de ahí ya fuimos a las afueras de Edimburgo, a un barrio/pueblo relativamente grande y a partir de ahí cada vez nos fuimos yendo a lugares más chicos y es mi sueño algún día vivir en un cottage en un pueblo bien chico! 

Si alguien me hubiera dicho eso a mí, re porteña, hace 20 años atrás, me les hubiera reído en la cara, así que nunca digas nunca!  

Personalmente en los pueblos que he vivido he descubierto un espíritu de comunidad, que va más allá del vecino cercano, y es algo que me conmueve y atrae profundamente, si a eso le sumas tener a 5 minutos una colina, campo, playa, castillo, etc… bueno, que les voy a decir? para mí es el paraíso. 

Pero eso es para mí, por suerte somos todos diferentes!

Espero que les haya ayudado a entender un poco como es la dinámica de cómo se vive acá, tantas veces les muestro una casita y me preguntan «pero ahí vive gente? vive gente normal?».

Sí, acá es normal vivir en este hermoso limbo entre la naturaleza y la civilización, la historia y la modernidad! 

* Si quieren, como ejercicio, usen algún Gps para buscar la distancia de cualquiera de estos pueblos con Edimburgo, porque es la ciudad que más van a ubicar, pero antes de llegar a «la gran ciudad» todos están más cerca de otras ciudades, aún si no son tan grandes como la capital.

10 Comments on “VIVIR EN UN PUEBLO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: